Gran inversión en electricidad

La inversión anual para expandir el alumbrado público es de $3’950.000 en las provincias de Esmeraldas, El Oro, Guayas, Manabí,  Bolívar, Santa Elena, Los Ríos, Tsáchila, Sucumbíos y Orellana.

La Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP) ejecuta proyectos integrales, que fortalecen la operatividad y distribución de energía eléctrica, disminución de pérdidas comerciales y aumento de cobertura del servicio. Esto beneficia a más de 2’700.000 clientes, sus familias, la industria y producción del país.

En el Puerto de Aguas Profundas, que construye DP World en El Morro-Posorja, la Corporación levanta la línea de subtransmisión a 138 kV para dotar de servicio eléctrico al polo industrial de la parroquia.

En la actualidad, se trabaja en el desbroce de vegetación y el replanteo de los puntos de postes y torres en el terreno. Posteriormente, se instalarán las infraestructuras electricas, confirmó la empresa.

En el Archipiélago de Jambelí, provincia de El Oro, CNEL EP continúa con la repotenciación de la red trifásica de medio voltaje, importante para el desarrollo del sector acuícola. La empresa gestiona un crédito de 200 millones de dólares con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Mientras que en Durán, el presupuesto fue adjudicado para las 2 líneas dobles de subtransmisión, con extensión cercana a los 25 kilómetros. Más de 60 empresas instaladas se beneficiarán en la zona industrial de este cantón.

La Subestación El Bosque, que se construye en Machala, cuenta con un avance del 95% y beneficiará a casi 40 mil habitantes. La inversión es de $1’300.000, financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP).

El objetivo es descongestionar la carga de las subestaciones: Machala, Los Pinos, El Cambio y Machala Centro, que brindan servicio a los barrios de la parroquia Puerto Bolívar.

Para beneficio de los clientes de Sucumbíos y Orellana, CNEL EP invirtió 960 mil dólares en la adquisición de una subestación móvil. Esto permitirá contar con un plan de contingencia y disminuirá las interrupciones en la distribución de energía eléctrica.