Fin de semana inusual por las elecciones

Organismos de seguridad y control iniciaron el plan operativo para las elecciones seccionales de este domingo.

El material electoral se distribuyó en diferentes juntas receptoras de voto (JRV), custodiado por uniformados de la Fuerzas Amadas, Aéreas y Ejército.

Según el plan de contingencia, 4.500 efectivos de las Fuerzas Armadas brindarán seguridad en las delegaciones y recintos electorales del Guayas.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) realizará operativos de control en 275 recintos electorales, por lo que desplazará a 528 agentes civiles, 60 motos, 40 motonetas y 40 bicicletas.

Las calles del Consejo Nacional Electoral de Guayaquil fueron cerradas el 22 de marzo, a las 05:00.

Mañana se aislará un carril de varias avenidas principales cercanas a los recintos como la Francisco de Orellana, Kennedy, Delta y Las Américas, a la altura de la Universidad Laica y colegio Simón Bolívar, así lo afirmó Luis Lalama, director de control de tránsito de la ATM.

A nivel nacional se desplazan 36.757 militares y 50 mil uniformados policiales. En la zona 8,762 policías permanecerán por los JRV y 980 en el CNE.

Por motivo de elecciones, la Terminal Terrestre de Guayaquil espera recibir más de 299 mil pasajeros desde el viernes 22 de marzo hasta el día de las elecciones. La Terminal Pascuales espera 40.000 pasajeros.

Según Klíder Campos, director de Terminales, en un domingo normal reciben alrededor de 60 mil ciudadanos y en estas elecciones esperan que lleguen 110 mil personas.

De acuerdo a la seguridad, en la terminal se han dispuesto 16 policías tanto en el interior como en el exterior, los cuales velaran por la seguridad de los visitantes.

El voto en Ecuador es obligatorio para las personas mayores a 18 años, el ciudadano puede asistir a las juntas receptoras del voto desde las 07h00 hasta las 17h00 que se cierran las 35.108 JRV a nivel nacional, para iniciar el conteo de votos.

La multa por no sufragar es de 39,40 dólares, por no presentarse si es miembro de la JRV es de $ 59,10 y por infringir la ley seca, 197 dólares.