Empresa china fue cerrada por anomalías tributarias y aduaneras, en el cantón Milagro

Defraudación tributaria y aduanera, lavado de activos y presunto testaferrismo son algunos casos de corrupción cometidos por funcionarios del anterior gobierno.

En rueda de prensa, Raúl Ledesma, Ministro de Trabajo; María Alejandra Muñoz, directora del Servicio Nacional de Aduanas (Senae); e Iván Granda, subsecretario general de Acción Política de la presidencia, dieron a conocer las anomalías encontradas de la empresa china, Acería Xinlong S.A.

Durante el allanamiento del lugar, según el Senae, se decomisó maquinaria por defraudación aduanera, valorada por $30 millones, a pesar que solo se declaró $413 mil.

Según la defraudación tributaria, Granda explicó que hallaron $116 mil escondidos en caletas. Además que un accionista sobrepasó $8 millones, pero solo existía justificación de $3 millones.

Estas personas laboraban en dicha empresa, los 7 días de la semana y con un pago de $15 diarios. Sin ninguna contratación formal, ni afiliación al IESS.
Raúl Ledesma
Ministro de Trabajo

Con respecto al presunto caso de testaferro, la Fiscalía General tiene la documentación e inició el proceso de investigación de la empresa china, que funciona en Milagro desde el 2014, pero recién apareció movimientos hace 2 años.

Dentro de la empresa también se encontró a 50 trabajadores, de los cuales solo 24 estaban regulados, siendo la mayor parte extranjeros sin documentación.

El negocio fue cerrado, por las pruebas y las diferentes anomalías. La Aduana exigió que en 30 días deberán presentar los permisos respectivo o se incautarán los bienes.