Emotiva despedida de médicos voluntarios

Misión extranjera operó a 62 menores con labio leporino y paladar hendido. 

El hospital León Becerra vivió un ambiente de alegría y nostalgia, por la partida de médicos voluntarios de la Fundación Global Smile. Ellos operaron gratuitamente el labio leporino y paladar hendido a 62 niños, con el apoyo de la Prefectura del Guayas.

Los pacientes se fotografiaron con los doctores. Esta vez, los niños no sintieron miedo al sonreír. Los padres tienen la esperanza de que sus hijos no sufran discriminación y se conviertan en profesionales.

“El bebé está contento, juega y quiere comer de todo. Me siento contenta, agradecida con Dios y con estas personas de buen corazón que nos ayudan”, dijo Wendy Pibaque, mientras sostenía en sus brazos a su hijo Jeremías, quien fue intervenido para corregir su paladar.

También participó el cónsul de Estados Unidos en Guayaquil, Andrew Sherr; el presidente de la Fundación Global Smile, Usama Handam; la titular de Global Smile Ecuador, Denisse Franco; el presidente de la Sociedad Protectora de la Infancia, Ricardo Koenig; entre otros.

El trabajo que hacen para curar el paladar hendido y el labio leporino hace una diferencia enorme en los ecuatorianos.
Andrew Sherr
Cónsul

Durante la ceremonia de clausura, la directora de desarrollo comunitario de la Prefectura, Luisa Márquez, agradeció a los médicos voluntarios por cambiarle la vida a niños operados.

Koenig consideró extraordinario el hecho de que Global Smile transforme las vidas de los niños intervenidos y sus familias.