Emprendedores galapagueños buscan ampliar su nicho en Guayaquil

La lucha por salir adelante es lo que motivó a tres galapagueños, quienes crearon una cerveza artesanal y gafas hechas de madera y bambú.

El primer emprendimiento es de Omar Jiménez. Estudió en la capital y siempre le llamó la atención el mundo cervecero. Él comento a D’Una que hace 2 años tuvo la iniciativa con un amigo, de crear una cerveza artesanal que posea una identidad propia.

Sin embargo, la idea tomó forma y nombre a finales del 2018. Así nació ‘Galápagos Craft Beer’, que ha sido acogida de forma positiva en la regional insular, por su particular sabor y envase.

El plus de nosotros es que la cerveza se elabora por galapagueños, el envase es diferente y fresco. El turista que visita Galápagos se lleva la lata de recuerdo, por el diseño que posee.
Omar Jiménez
Emprendedor de la cerveza artesanal

La expectativa del proyecto es grande aseguró Jiménez, quien llegó a Guayaquil con el objetivo de distribuir a los bares. Además se proyectan crear una planta en Galápagos, la cual estaría en tres meses.

La denominación de las gafas fue en honor al nombre científico del lobo marino, animal icónico de Galápagos.

La región insular también ofrece otro emprendimiento. Los hermanos Anthony y José Luis Herrera se inspiraron del arte callejero de Brasil y el uso de materiales renovables. Así utilizaron madera y bambú para crear las gafas Zalophus.

Herrera cuenta que al inicio fue complicado posicionar y dar a conocer la marca. Sin embargo, ahora ya se ganaron su puesto en el archipiélago.

Para formar las gafas, el material utilizado se trata para que sea resistente a cualquier tipo de clima. Además tienen protección 400 UV y pueden ser fabricadas con marco de plástico, acetato, madera o bambú.

Toda esta semana estaremos recorriendo algunos puntos de la ciudad para que las gafas sean reconocidas en Guayaquil, porque son las primeras gafas de madera elaboradas a mano.
Anthony Herrera
Coemprendedor de Zalophus

Ambos proyectos tuvieron una inversión de casi 10 mil dólares. En el caso de la planta del cerveza artesanal, la financiación se elevará y aportará con plazas de trabajo en la región.