María Granizo: “La satisfacción es hacer lo que a uno le gusta”

 

A pesar de lidiar con un problema de salud, María Granizo trabaja con un grupo de adultos mayores. Las reglas son el respeto, la alegría; y mantenerse haciendo actividad física, a través del baile.

María Granizo (63) trabaja en el Club de Adultos Mayores, por seguir su vocación de ayudar a los demás, pese a vivir con el síndrome Guillain-Barré desde hace 3 décadas. Este problema de salud ocurre cuando el sistema inmunológico ataca por error e inflama los nervios, por lo que debilita los músculos y provoca parálisis.

Le he cogido cariño a mi silla.

Ella no se siente impedida de compartir con la comunidad, por lo que ejecuta las actividades con el Club de Adultos Mayores, el cual lleva 5 años de haberse formado.

Granizo se enfocó con el grupo de la tercera edad, porque “por lo general se quedan solos, entonces necesitan espacio y sentirse útiles en todas las actividades. Pero, sobre todo, ser escuchados”.

Para mí es placentero y me pagan por hacer lo que me gusta. Me llena de satisfacción, porque sirvo a los adultos mayores.

Veintinueve adultos mayores realizan ejercicios, bailoterapia y aprenden a vivir con alegría.

Ella se siente tan cercana al grupo, que le entristece cuando uno de los integrantes se enferma. Con voz entrecortada, Granizo recuerda el fallecimiento por edad de ‘Chelita’, quien la acompañaba hasta el Centro de Salud.

Rosa Rodríguez (74), Elsa Suárez (72) y Ángel Vera (82) se sienten agradecidos por las atenciones y el trabajo realizado por María Granizo. Ellos explican que encuentran un espacio donde reciben una buena atención médica, además hacen valer sus derechos y  han logrado formar una nueva familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.