Los millenials, ¿oportunidad o desafío para las RRPP?

Por Martha Pine

Es inevitable darnos cuenta que la manera de comunicarnos varía en el contexto, personas, ambiente, cultura, educación y más. Pero ante estas variantes, hoy asumimos un nuevo reto de comunicación más evidente: la barrera generacional.

Ya hemos profundizado lo que caracteriza a un millenial. Desde su forma de pensar, tolerante e inclusiva. Abierto a nuevos planteamientos no tradicionales hasta ser soñadores, con un deseo intrínseco de cambiar el mundo.  Sin embargo, para comprender a los millenials, es necesario reconocer sus vías de comunicación y formas de enviar el mensaje correcto.

Estamos ante una generación de jóvenes que se comunica virtualmente al segundo, donde 140 caracteres definen sus pensamientos o sentimientos. Se les proporciona una timeline con expiración, para conocer las noticias en su país y al otro lado del mundo.

Una generación que consume más información que comida y que si les gusta lo que ven le dan ‘like’ y si no lo descartan completamente.

¿Cómo competimos en un contexto de jóvenes que necesitan ser visualmente convencidos? ¿Cómo conseguir atención cuando les atrae más un video de 25 segundos que un texto? ¿Cómo lograr estrategias de comunicación efectivas para un público objetivo tan exigente y cambiante?

Las RRPP tienen un reto que afrontar: lograr la creación de enlaces y conexiones con esta generación mediante contenido valioso. Para lograr superar este desafío es importante tener en cuenta 3 aspectos elementales: identidad, creatividad y engagement.

Millenials y RRPP

Primero, se debe definir el mensaje que se desea transmitir, ya sea de una organización, marca o institución y partir desde ahí para crear un sentido de identidad. El mensaje tiene que ser inclusivo e integrador, para fomentar el sentido de comunidad, con la creación de un entorno familiar y amigable.

Una vez definido el mensaje, debe ser transmitido creativamente según el tono de la información.

Se recomienda usar recursos audiovisuales, storytelling, activaciones digitales y diferentes métodos para comunicar el mensaje varias veces, de diferentes maneras pero siempre comunicando lo mismo.
Por último, se llega a la fase del engagement, que va más allá de la relación con el cliente potencial. El engagement crea un compromiso con la generación al preguntar, responder y motivar a la interacción. Esta se puede aplicar a las redes sociales, las RRPP, el marketing tradicional y en toda estrategia de comunicación.

Es importante tener en cuenta que si no creamos engagement con nuestra audiencia es como concretar una propuesta pero no cerrar el negocio.

Para el comunicador, quien busca nuevas formas de llegar a los millenials, es vital reconocer que es una generación diversa e innovadora. Ellos crecen a cada segundo, en la que nada es suficiente y todo es muy poco. Siempre buscan más y no encuentran satisfacción con lo primero que ven.

No debemos verlo como una desventaja, sino como un desafío que nos exige mejorar nuestras habilidades comunicacionales, con un público que espera lo mejor de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.