Prevención y alimentación saludable ayuda a reducir accidente cerebrovascular

En el Ecuador, la enfermedad cerebrovascular es la segunda causa de muerte y ocupa el tercer lugar como un factor causante de discapacidad a nivel mundial.

El accidente cerebrovascular (ACV) es la interrupción o reducción de la sangre que pasa a una parte del cerebro, impidiendo que el órgano reciba oxígeno y nutrientes necesarios.

Es una de las principales causas de muertes en adultos mayores, debido a su acción inmediata, ya que los tejidos del cerebro pueden morir al no pasar oxígeno, lo cual causa daños permanentes.

Existen dos tipos de ACV; el trombótico se produce por estrechamiento u obstrucción de las arterias, que se dirigen al cerebro y se presenta con coágulos sanguíneos (trombos) en la arteria o coágulos en el corazón; y el hemorrágico, debido a la pérdida de sangre o rotura de un vaso del cerebro.

Sin embargo, el ACV se puede tratar y prevenir, tomando en cuenta los signos y síntomas que pueda tener la persona como problemas para hablar, parálisis o endurecimiento de la cara, brazos o piernas, dolor de cabeza y baja visión.

Por tal motivo, el Hospital Luis Vernaza realizó una casa abierta con la finalidad de concienciar a la población sobre la prevalencia y gravedad de la enfermedad, pero, poniendo énfasis en la prevención.

La hipertensión, diabetes, problemas de colesterol, sedentarismo y el alcohol son factores de riesgo para sufrir un ACV, por eso es necesario la prevención.
Lupe Mancha
Neuróloga

Durante la charla, los doctores encargados explicaron a los asistentes las generalidades, síntomas, signos del accidente cerebrovascular, enfatizando en el cuidado de los adultos mayores, quienes son más propensos a desarrollar un ACV. De igual forma, se recomienda mantener una alimentación rica en frutas, vegetales, carnes, blancas y fibra.

Los asistentes participaron de la Ruleta del Conocimiento y las charlas organizadas por el Hospital Luis Vernaza.