Ruta del Spondylus: un lugar digno de recorrer

Ecuador posee una costa embellecida por el Océano Pacifico, que forma la conocida Ruta Spondylus con una longitud de 600 kilómetros.

La Ruta Spondylus comprende las provincias de Esmeraldas, Manabí, Santa Elena, Guayas y El Oro, las cuales son elegidas por ecuatorianos y extranjeros para conocer su magia.

No solo el mar buscan los turistas. La gastronomía, animales, cultura, historia, diversión e infraestructuras se convierten en la excusa para visitar estos lugares paradisíacos.

En Esmeraldas, los turistas pueden visitar las playas de Monpiche, Same, Atacames, Súa y Tonsupa, donde se realizan actividades en el mar. Desde San Lorenzo hasta Muisne se encuentra la ruta gastronómica con platos como ceviche de camarón, pescado, cangrejos, concha y almejas. Y también el conocido Tapao.

Pasando la provincia verde se encuentra Manabí, con 350 kilómetros de playas. La diversión empieza en Puerto López, donde las personas realizan excursiones en el Parque Nacional Machalilla.

Otros puntos para visitar de la provincia son la Isla de la Plata, Los Frailes, Puerto Cayo, Manta, Montecristi y Bahía de Caráquez, donde se practican deportes como suft, kayak y windsurfing. Manabí también es conocida por su exquisita gastronomía.

Avanzando por la ruta, Santa Elena es la siguiente parada. La provincia posee más de 16 mil establecimientos hoteleros, que acoge en temporadas playeras a más de 10 mil turistas, según el Ministerio de Turismo.

Además se pueden visitar los museos de Ballenas, Sitio Valdivia y Amantes de Sumpa. Salinas, Chocolatera, Olón y Montañita son algunos de los sitios visitados por los turistas.

Después de pasar por Santa Elena, la ruta continua en Guayas, donde a 90 kilómetros de distancia se encuentra Playas.

Finalizando está El Oro, aunque no es tan conocida, dentro de ella se encuentra la Isla Jambelí y la playa de Bajo Alto.

Turistas buscan la playa en los meses de junio y septiembre, cuando se pueden ver ballenas jorobadas, los cuales eligen las costas ecuatorianas para aparearse.